Politeria

24 de febrero de 2014

Salimos de clase de Pensamiento Político algún martes del año pasado a las diez de la mañana hablando con el profe Didiher sobre el pregrado de literatura cerrado que había en la U. Éramos Camila, Manuela y yo, preguntándonos nuestro futuro en la Ciencia Política, hablando sobre pasarnos para la Licenciatura en Español y Literatura.
Entonces el profe se preocupó tal vez porque somos maravillosas y nos ve futuro, o tal vez porque cree con vehemencia en que hay futuro alguno. En todo caso, nos dijo que la literatura estaba en la política todo el tiempo y la verdad, no sé como terminamos planeando un grupo de estudio sobre el tema.
Quedamos en reunirnos un lunes a las doce, tal vez, para concretar ideas y decidir unas cuantas cosas. El documento fundacional es una hoja tamaño carta en la que Didiher tomó nota de las ideas, ilegible, enredada y divina. En esa reunión decidimos ponerle al grupo Politeria, un nombre que al fin y al cabo contiene lo que nos reúne.

Luego vino el paro, las vacaciones y muchos meses que dejaron el grupo en el tintero. Arrancamos este año encontrándonos en corredores diciendo ¿Politeria qué? hasta que quedamos un lunes en el cuarto piso, en la oficina del profe, que tiene unas celosías por donde entra un vientico y se ven las hojas de unos árboles con el bloque de economía en el fondo.

El documento fundacional estaba perdido, entonces tocó volver a pensar lo ya dicho e intentar recordar lo ya pactado. Quedaron en el tintero los dos mismos libros, el de Hemingway para empezar por la guerra civil española y el de Saramago para empezar por la revolución de los claveles. Votamos y al final, después de mucho debatir, nos sedujo más Saramago. Levantado del suelo, particularmente.
La segunda sesión fue a punta de agua y minichips en la misma oficina del cuarto piso, con el documento fundacional encontrado y Manuela en Skype. Partimos el libro en capítulos que había que leer para cada sesión, hicimos una cuenta en twitter y un correo con una contraseña muy particular. Nos dividimos partes de un dossier del país.es para presentar a Saramago, su obra, su pensamiento, su vida y unas fotos representativas.
Mandamos el pdf del libro con una invitación a asistir los lunes a la una de la tarde y pues yo crucé los dedos a ver si alguien se animaba.

Hoy fue la primera vez que nos reunimos, sesión fundacional. Fueron Alison y Manuela pero otra.
Cada una presentó su parte, conversamos sobre las figuras literarias en la política como el Doctor puño de hierro en Ucrania o los Escuálidos en Venezuela, leímos unos fragmentos del libro, vimos fotos de Saramago y Gabo, de Saramago y Castro, de Saramago y Pilar, de Saramago y el Subco. Manuela nos leyó una parte de su discurso del nobel, y yo les conté sobre la canción que hizo Sabina después de un carta del Subco.

Politeria nace en un corredor de la Universidad de Antioquia a las diez de la mañana como un intento por alejarnos de la vehemencia con la que la política nos hace enfrentarnos a la muerte y encontrar en el arte una ventana que nos ilumine la vida, para que la tarea de sobrevivir sea un poco más sencilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: